Después de la tormenta - Seguimiento del huracán Matthew y análisis de su impacto

Breve descripción

En este conjunto de dos actividades, los estudiantes explorarán las aplicaciones de los datos de observación de la Tierra en el seguimiento de los huracanes y la evaluación de sus consecuencias utilizando el ejemplo del huracán Matthew. Los alumnos aprenderán cómo se desarrolla un huracán y el impacto que el clima extremo puede tener en la sociedad. Para ello, compararán imágenes de satélite. La actividad puede llevarse a cabo en una sala TIC en la que los alumnos realicen un aprendizaje independiente sobre las imágenes o puede impartirse utilizando un estilo de aprendizaje más activo en el aula.

Asunto Geografía, Ciencia

Objetivos de aprendizaje
  • Explicar cómo se desarrollan los huracanes
  • Comprender el impacto que las condiciones meteorológicas extremas pueden tener en la sociedad
  • Comprender cómo puede utilizarse la observación de la Tierra para seguir la evolución del tiempo y evaluar los daños causados por condiciones meteorológicas extremas.
  • Comprender cómo colaboran los países para suministrar ayuda y socorro a las zonas afectadas.
Edades
12 - 15 años
Tiempo
aproximadamente 30 minutos por actividad
Recurso disponible en:
Actividad 1: Seguimiento del huracán
En esta actividad, los alumnos analizarán algunas características básicas de un huracán que pueden identificarse en una imagen de satélite. A continuación, los alumnos investigarán el desarrollo del huracán Matthew utilizando imágenes de satélite impresas. Esta actividad puede adaptarse en función del nivel de conocimientos previos de los alumnos.
Actividad 2: Repercusiones del huracán Matthew
En esta actividad, los alumnos analizarán imágenes de satélite tomadas antes y después de que el huracán tocara tierra para ver qué impacto tuvo en el paisaje y en las personas que vivían allí. 

¿Lo sabías?

Cuando se produce una catástrofe, un grupo de agencias espaciales internacionales pone en común sus recursos y conocimientos para apoyar las labores de socorro sobre el terreno. La Carta Internacional Espacio y Grandes Catástrofes es una colaboración internacional entre 16 propietarios u operadores de misiones de observación de la Tierra. Proporciona acceso rápido a datos de satélite para ayudar a las autoridades de gestión de catástrofes en caso de catástrofe natural o de origen humano. Desde su primera solicitud de apoyo en 2000, hasta mayo de 2018, la Carta ha recurrido a los recursos espaciales en numerosas ocasiones, ayudando a responder a más de 580 catástrofes en más de 120 países. De media, la Carta se activa unas 40 veces al año. predecir el futuro cambio climático.

Visión radar

Descubra cómo la misión Sentinel-1 de Copernicus utiliza su radar para proporcionar imágenes de la superficie de la Tierra en cualquier condición meteorológica, tanto de día como de noche.

Más información sobre el nivel del mar

Aprenda cómo el cambio climático está provocando la subida de nuestros mares y cómo los satélites miden sistemáticamente la altura de la superficie del mar desde 1992.